Jueves de Pasión | primera etapa #Puertollano100

Jueves de Pasión | primera etapa #Puertollano100

Pasión por correr por el campo. Pasión por correr junto a amigos. Pasión por correr por el cerro. Pasión por correr por Puertollano.

Había dos opciones. Renegar de las restricciones de Semana Santa o como dicen los coachings: ‘convertir las debilidades en oportunidades’ y aprovechar estos días para disfrutar al máximo del término municipal de Puertollano.

Corriendo por el campo, como les gusta a los Tronchas, por senderos, trialeras y caminos públicos, con la idea de recopilar algo de información para subirla a plataformas digitales especializadas y así también poner en valor lo nuestro, un entorno natural extraordinario para la práctica del trail, el senderismo o la bicicleta.

Una ruta circular rozando el término de Puertollano, compuesta de pequeños tramos lineales muy aconsejables para poder realizarlos. Muy pronto podréis acceder a la información en el perfil troncha de Wikiloc y Strava. También en esta web tronchacerros.wordpress.com.

Nuestra penitencia empezó rozando el toque de queda, a las 6:30 de la mañana, en la Fuente Agria, habitual kilómetro 0, donde cinco corredores locales- Jesús Muñoz, Víctor Castro, Borja Beneavente, Marcos Benavent y Pepe Sánchez – han realizado la salida para hacer el reto #Puertollano100 y terminar en el puerto de Mestanza con la primera etapa. Aquí os contamos cómo ha ido.

La primera Etapa de #Puertollano100 Fuente Agria-Retamar-Arroyo de Carboneras- Vía Verde-Puerto de Mestanza

La primera carrera tomó dirección hacia la calle San Agustín para crestear el cerro del mismo nombre, hacia el camino de Almodóvar del Campo a Retamar. Bajo la luz de los frontales crespeamos por un sendero técnico, antes de una bajada por camino ancho en el paraje conocido como Puerto de La Coja con destino el Retamar.

Primera parada tras 12 kilómetros donde nos ha recibido casi por casualidad uno de nuestros ilustres atletas, Álvaro Trujillo, que nos dejó boquiabiertos ante la espectacular sala de trofeos de este veterano corredor mientras nos invitaba a las tradicionales flores de Semana Santa.

Sala de trofeos de Álvaro Trujillo.

Siguiente tramo dirección Complejo de Arroyo Carboneras, un lugar perfecto para hacer una parada tras acumular 22 kilómetros. El camino ancho hacia Brazatortas nos ha permitido cruzar la línea tradicional de ferrocarril hacia Badajóz y el río Ojailén, todavía con agua.

En el complejo se han incorporado nuevos aventureros – Isabel González, Manel De La Torre y el multitarea Ángel Mozos- y hemos aprovechado para degustar un estupendo almuerzo gracias a Antonio y su equipo que nos han mostrado toda su amabilidad. Volveremos muy pronto.

Equipo en Complejo Arroyo Carboneras

De nuevo subida hasta Puerto Suelta, límite más occidental del término municipal, que nos permite cruzar hacia una de nuestras joyas, el Valle de Alcudia. Unos kilómetros divertidos de bajada nos permiten alcanzar la escondida plataforma del la Vía Verde del antiguo ferrocarril de vía estrecha que unía Puertollano con el Horcajo. Dirección Puertollano, y solventando algún torticero corte de esta vía, hemos alcanzado la antigua y ruinosa estación de Cabezarrubias del Puerto donde completábamos, sobre las 12 de la mañana, el kilómetro 30 de la ruta. A partir de aquí las mejores vistas del Valle y todo subida hacia el final de la jornada.

Una foto rápida en el puente FEVE y destrozar nuestras piernas a través de la trialera conocida como ‘El hacha’ antes de un último y merecido avituallamiento en lo alto del puerto de Cabezarrubias. Allí nos esperaba con frutita y aguita fresca la troncha Laura Arias, que colabora con toda la logística y apoyado a los corredores durante todos los diferentes tramos. Un último descanso en el mirador de esta zona que muchos de los corredores de trail y ciclistas conocen como el ‘Mortirolo’, un mirador perfecto para ver el valle de Ojailén y la ciudad desde la misma Sierra de Puertollano.

El último tramo ha sido el más duro, 100×100 por trialera y pedrizas, con algo de calor pero muy divertido sobre todo el pequeño sendero que nos acerca a la Cruz Blanca, un lugar mágico desde donde hay una vista espectacular de Hinojosas de Calatrava.

El final estaba muy cerca, 37 kilómetros ya y tomamos dirección hacia Castellares por la cuerda de la sierra por encima de la Dehesa Boyal. Tal vez la zona más espectacular para realizar senderismo, finalizando en una dura bajada, con las piernas ya muertas de cansancio.

En el Puerto de Mestanza nos esperaban abrazos, brindis y baile, finalizando esta ruta donde después de 5 horas y media de carrera, 43 kilómetros ascendiendo más de 1.000 de desnivel positivo.

El viernes volvemos al puerto a coronar el Collado de la Vaca en pleno territorio Zenagas Trail.

Lo mejor

  • La visita a Álvaro Trujillo, sus trofeos y sus flores.
  • La atención en el Complejo Arroyo Carboneras
  • La cantidad de lugares que sirven de ‘photo call’ para hacerse fotos perfectas
  • El estado de los caminos públicos.
  • Aprender a ser un Zahorí.
  • La actitud Troncha de los que han completado la etapa y de los que se han apuntado a alguno de sus tramos.

Lo peor

  • El destrozo de forma interesada de la Vía Verde, una infraestructura que podría poner en el mapa este páramo turístico.
  • El estado de abandono y semi ruina de la estación de Cabezarrubias.
Accede a los tramos en el Wikiloc de los Trochas

Puedes seguir leyendo sobre la segunda etapa del reto aquí: https://tronchacerros.wordpress.com/2021/04/03/los-tios-troncha-victor-jesus-y-pepe-cierran-el-circulo-segunda-etapa-puertollano100/